fbpx

El objetivo del presente artículo va a limitarse a ofrecer algunos Tips para favorecer la reflexión y las decisiones con el fin de que la educación llegue a situarse entre las preocupaciones principales de los padres de familia y también de las administraciones públicas. Si siempre ha sido importante, hoy lo es aún más en estos tiempos de coronavirus.

VALIDEMOS LOS SENTIMIENTOS

01

Es necesario dialogar con nuestros hijos. Con seguridad existirán inquietudes de diferente índole: temor a la pérdida, incertidumbre del futuro, diferencia en sus relaciones interpersonales, restricciones en el contacto social, etc. Hablemos francamente e identifiquemos sus emociones: tristeza, enojo, dudas, etc.

DISTANCIAMIENTO FÍSICO PERO NO EMOCIONAL

02

Si bien las circunstancias actuales demandan medidas de bioseguridad y cuidados físicos; esto no quiere decir que no podemos fomentar el contacto emocional con abuelos, tíos, primos o amigos. La tecnología es nuestra aliada en esto y siempre cae bien una videollamada para saber cómo están nuestros seres queridos.

REFORZAR RUTINAS DE HIGIENE PERSONAL

03

El permanecer más tiempo en casa, es una oportunidad formativa para reforzar los hábitos de limpieza personal en nuestros hijos, ayudándolos a practicar o recordar el lavado de manos, el baño diario, cepillado de dientes , cuidado del cabello y uñas, etc.. El estar en casa no es sinónimo de descuidar la imagen personal.

CUIDADO DEL HOGAR Y RESPONSABILIDADES

04

Nuestros hijos deben ser educados en la responsabilidad de ayuda en el hogar; por lo tanto podrán realizar tareas que contribuyan al orden de la casa como: tender su cama, ordenar su habitación o su espacio, etc. Incluso es magnífico motivarlos a preparar algún platillo favorito.

ANIMARLOS A DESARROLLAR HABILIDADES NUEVAS

05

Estimular nuestro cerebro aprendiendo habilidades nuevas; es una oportunidad para desarrollar diversos intereses. Recomendamos que los padres propongan actividades nuevas y que estimulen a los niños y jóvenes en su cumplimiento; aprender yoga, ajedrez, , un idioma, armar rompecabezas, leer un libro.

MANTENER HORARIOS POSITIVOS

06

Será positivo mantener horarios en el sueño , uso de la tv o aparatos electrónicos y realización de tareas escolares . La hora de levantarse y acostarse van en relación directa con sus responsabilidades escolares. El niño que se levanta a buena hora estará listo para disfrutar de un buen desayuno, una ducha gratificante y esperar el inicio de sus clases sin atrasos que generen frustración.

ESPACIO PARA EL JUEGO

07

Los niños tienen que ser niños y deben jugar. Sus relaciones con amigos del colegio están limitadas pero el juego debe seguir. Aprovechemos espacios verdes cercanos a nuestras casas, corramos, con ellos, podemos incluso compartir actividades de antaño. Practiquemos deportes o una caminata. Recordemos que jugando aprendemos a relacionarnos, distraemos nuestras mentes y renovamos energías.

SEA AMABLE CON UD. MISMO

08

Esto significa que como padre o madre usted también necesita un espacio, un tiempo de distracción y/o reflexión, no sea demasiado duro con usted, recuerde que no necesitamos perfección. Cada día hacemos lo mejor posible.

MOTÍVESE A PEDIR AYUDA EN LA ESCUELA

09

Recordemos que no lo sabemos todo en materia de crianza de nuestros hijos, y vivimos un tiempo sin precedentes de aprendizaje personal ; además nuestros hijos tienen características y dificultades propias ; por lo tanto es válido y recomendable pedir ayuda ante una situación que no sabemos cómo manejar. Los educadores, coordinadores, psicólogos y autoridades podemos aportar en el acompañamiento de sus hijos.

PERMANECER PROACTIVOS Y HACER PLANES

10

Al mal tiempo buena cara" , hemos escuchado esto con bastante frecuencia. Significa entonces que nuestra actitud deje valorar también lo productivo de un tiempo de crisis, en el que seguramente todos hemos aprendido algo valioso. Es importante seguir con nuestros sueños y metas. Hagamos planes a corto, mediano y largo plazo.  Eso nos mantendrá animados  y empeñados en un objetivo de vida.

 

Elaborado por:

Psi. Ed. María Engracia